MI FILOSOFÍA

Cuando estoy en una boda pongo máximo empeño en contar vuestra historia de una manera fiel. Trato de hacerlo de una forma narrativa y documental, es decir, fijándome en cada detalle y respetando a la vez lo que ocurre sin intervenir en la boda, de forma que lo único que vosotros tendréis que hacer es disfrutar de vuestro gran día. Captar todas esas emociones que se dan en la boda es otro de mis retos. Es un día de mil besos, mil abrazos, mil emociones a flor de piel y un día donde veis y disfrutáis con la gente más importante para vosotros.

EL PODER DE CONGELAR LAS EMOCIONES

Considero que la fotografía no se basa en disparar y punto, gran parte de la boda la vivo por encima del visor observando las cosas que van pasando y tengo como patrón captar los mejores momentos. Emociones hay muchas y de diferentes tipos y más cuando se celebra un día tan especial, tener el poder de congelarlas hace que el recuerdo de vuestra boda sea único e inolvidable. Nunca trabajo de otra manera que no sea natural y espontánea.

FOTÓGRAFO DE BODAS EN ESPAÑA

¡ESCRIBÍDME!
Mándame un e-mail